¿ESCUCHAR EL INCONSCIENTE HOY?
En Viña del Mar, los días 25 y 26 de octubre del 2013
Viernes: 15:00 – 19:30
Sábado: 9:30-13:30 15:00-19:30

Lugar: Universidad de Las Américas 7 Norte
Viña del Mar-Chile

A partir del trabajo sobre el tema del año:
(In) actualidad de la lógica del inconsciente

La práctica clínica del psicoanálisis se ve confrontada a las demandas de los tiempos y a los requerimientos de las instituciones que determinan los planes de salud y asistencia social. Ello implica confrontar el dispositivo propio de un análisis con los límites de lo posible de las coberturas médicas y sus asistencias. En ese contexto resulta imperativo que las adecuaciones y flexibilizaciones que es dado concebir, no impliquen la renuncia esencial del análisis del discurso del sujeto. Sin embargo, verificamos el silenciamiento del deseo en el campo de la salud mental mediante la oferta sistemática de tratamientos exclusivamente biológicos que tienden a reducir el sujeto al organismo. Y las psicoterapias que se ofrecen son directivas y censuran el sujeto de la palabra. Como lo señaló ya Lacan en su época, observamos que el avance de la ciencia y del mercado produce un efecto de forclusión del sujeto que es necesario cuestionar.

Tomando en cuenta los cambios del Otro sociosimbólico en la modernidad mundializada: ¿Cuál es entonces la relación del inconsciente con el tiempo? ¿Cómo entonces encarar la clínica analítica actual? ¿Son nuestros referentes de la clínica estructural todavía validos? ¿Qué cuestionamientos nos sugiere nuestra praxis analítica? ¿Qué posición ética podemos sostener desde el psicoanálisis en la cura y su relación con los lazos sociales?

No es sino a partir de la escucha significante y las formaciones del inconsciente que se ofrecen a su lectura, a partir de las asociaciones simbólicas del paciente, como el discurso del sujeto del inconsciente puede advenir en la escucha analítica.
Entender al psicoanálisis como una praxis clínica implica sostener el imperativo de una ética: la del inconsciente y por ende su escucha.
De este modo, hoy, el psicoanálisis más allá de las mostraciones sintomáticas clínicas, como lo constituyen los actings, las patologías de borde, el significante holofraseado, somatizaciones, daños de órgano, hipocondrías, psicosis, la crisis de angustia, los traumatismos, el suicidio, la violencia, la hiperactividad, el autismo y otras formas tales como la depresión, todos modos que dan cuenta de la primacía de lo Real e Imaginario por sobre lo Simbólico, debe redoblar el imperativo ético por rescatar el estatuto propio del significante. Convocar al sujeto de consulta a un acto de habla y ejercer la escucha analítica sigue siendo la única tarea posible donde aún hoy la casuística de la clínica nos corrobora su pertinencia.
Vemos no muchas veces con asombro como el psicoanálisis y la praxis de su clínica en tanto se mantiene fiel a los preceptos de su ética, logra metaforizar aquellos significantes inicialmente mudos, inválidos, opacados por lo real del cuerpo y obturados por velos imaginarios desbrozarse en las fracturas de la lengua y de ese modo dar paso al sujeto de la enunciación. Permanecer atento a la pregunta y no desfallecer en el oficio permite quizás un modo posible de la actualización de la lógica del inconsciente en Acto.

SHARE IT:

Related Posts

Leave a Reply

You can use these tags: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>