A- A A+

Voy a tratar de continuar y de ver como podríamos pasar de la psicopatología al psicoanálisis en tanto clínica de lo Real-

Para esto voy a hablaros de mi misma y de mi recorrido, de donde vengo y por qué estoy aquí hoy. Como todos vosotros y como todos los psicólogos en Francia, estudié Psicología Clínica en la Sorbona. Había muchas asignaturas que no me interesaban, pero 2 o 3 cosas centraron mi interés, una era la enseñanza de la psicopatología que impartía un psiquiatra clásico, pero una psicopatología que se fundaba sobre el discurso del paciente y no en la clasificación de los comportamientos.

Antes de empezar voy a deciros algunas cosas sobre el título que he escogido.

DISCURSO, qué son estos discursos que J. Lacan nos propone y qué lugar ocupan en la organización del sujeto. Esta cuestión va a ser el hilo conductor de mi trabajo.

Entre septiembre y hoy,  algo ha cambiado en Francia, es decir, no se pueden seguir haciendo seminarios como si nada hubiera pasado. Por eso quiero hoy incluir la necesidad de poder pensar  lo que sucedió en París en noviembre, que es algo que  viene ocurriendo ya hace muchos años, incluido lo que ocurrió en Madrid.  En París, lo ocurrido, puede pensarse según una particularidad de la que hablaré en nuestro seminario.

Neurosis, psicosis y perversión, ¿último bastión frente a la exclusión del sujeto del inconsciente o psicopatología en desuso?

Madrid. Seminario del Auditorio. Septiembre 2015

Voy a intentar aclarar un poco estas palabras que parecen fáciles, pero que no lo son: psicopatología, sujeto, sujeto del inconsciente, etc. a partir de Lacan.

Además hay una especie de paradoja o contradicción al decir ¿serían las estructuras psicopatológicas: neurosis, psicosis y perversión el último baluarte para proteger al sujeto? Porque estamos acostumbrados a lo contrario, con la psicopatología en general y con los diagnósticos, es decir a hacer entrar el sujeto en una especie de semiología universal.

Voy a intentar desarrollar estos conceptos.

Neurosis, psicosis y perversión, ¿psicopatología anticuada o último bastión frente a la exclusión del sujeto del inconsciente?

El aporte del psicoanálisis de concebir las estructuras clínicas neurosis, psicosis y perversión, esta puesto en tela de juício.
Los nombres nuevos para llamar la clínica, que se han multiplicado, intentan, para reforzar la postura científica, llenar de ítems anotados a completar y a requerirse, para asegurar de que patología se trata.
Pero la constatación de la experiencia del "uno por uno", de los pacientes que vemos cada día, no funciona de este modo. Esa pretensión de "encasillar", y así asegurar un nombre que nombre una dolencia y no represente al sujeto que la sufre, sólo sea, tal vez, para tranquilizar a
quien lo trata. Los efectos de real en la clínica, en y por la palabra, no pueden ser descriptos sobre el modelo habitual cuantificable de las teorías científicas habituales.